Fábula “La serpiente bondadosa”

Green Anaconda In The Amazon River” by Multipedia Courtesy by http://www.freedigitalphotos.net/

Green Anaconda In The Amazon River” by Multipedia
Courtesy by http://www.freedigitalphotos.net

Una Fábula Budista

 

¿Qué bondad le vas a ofrecer a otros si no te la puedes ofrecer a ti mismo?

Una cobra se encontraba en meditación sobre amor y bondad. Una mujer que pensó que lo que allí había era una soga, la tomó y la usó para amarrar un bulto de  ropa. Al llegar a su casa, agarró la cola de la serpiente le dio varias vueltas para impulsarla en el aire y lanzó la ropa encima de una mesa. La serpiente toda golpeada y adolorida fue a su maestro budista y le dijo:

_Debes estar orgulloso de mi, fui tan bondadosa con una mujer que por mas que me golpeó no la mordí y la maté.

El monje reprendió a la cobra diciéndole:

_ “Si hubieses sido verdaderamente bondadosa, le hubieras silbado para que ella supiera cuál es tu verdadera naturaleza: ser una serpiente, y así le hubieras enseñado que necesita ser más consciente de sus desiciones y sus actos.

El primer paso en la meditación metta de amistad incondicional es recordarnos ofrecer esta compasión ilimitada hacia nosotros primero. ¿Qué bondad le vas a ofrecer a otros si no te la puedes ofrecer a ti mismo?”

Reflexión

No se trata de ser bondadosos y permitir que otros nos pisoteen o se salgan con la suya a costa nuestra, se trata de darnos nuestro lugar, respetarnos y aceptar lo que somos para poder practicar bondad hacia otros.

 

El camello que llora

El camello que llora

Camellito llora

Le doy mis mas profundas gracias a todos aquellos lectores que continúan leyendo mis artículos. Como he estado involucrada en otras labores, no había podido dedicarle mas tiempo a este sitio y no había revisado los mensajes. Hace poco me di cuenta de que hay personas que se han beneficiado con mis artículos y han logrado perdonar. Eso me llena de tanta satisfacción y me da tanta alegría que me inspira a continuar escribiendo y compartiendo. Un abrazo a todos, aunque no les conozca y no les llegue en persona, mi corazón se los envía.

Este artículo está dedicado a Andrea y a todas aquellas personas que quisieran ver a sus familias reunificadas, libres de rencores justificados o injustificados, malos entendidos, que han conducido al rechazo entre aquellos que se aman. Andrea es una mujer muy compasiva y bastante valiente que busca la paz entre seres queridos que están enemistados entre si, algo que muchas veces resulta muy difícil lograr. Muchas bendiciones para ella y que logre los deseos de su corazón.

Hoy precisamente llegó a mí un video de una tribu nómada en Mongolia en el que ayudan a una camella a dar a luz. Este es un grupo de familias que viven en tiendas de campañas y se mueven en caravanas utilizando camellos con los que atraviesan el desierto mongol. El grupo cuida de varios animales que les proporcionan no solo transportación sino que además son su fuente de alimento. En este documental, algunos de los integrantes del grupo participan en el nacimiento de un camello que estaba por llegar. Cuando finalmente nace, como era blanco, la madre lo rechazó, no quiso amamantarlo y se alejó de el. Había que ver cómo el recién nacido lloraba por el rechazo de su madre.

https://www.youtube.com/watch?v=cuLfnTqhFB8

La familia nómada ordeñaba a la madre camella acariciándola para luego darle la leche a su recién nacido usando un cuerno de búffalo. El grupo intentaba dar cariño al inconsolable animal, pero también pasaban la mano por el lomo a la madre que lo rechazaba. Ante el peligro de que el camellito muriera, una muchacha del grupo comenzó a cantar al tiempo que acariciaba la madre camella, mientras dejaban al hijito alejado y amarrado a cierta distancia para que no se acercara. Luego, buscaron a un violinista dentro del grupo para que como parte de un ritual, cambiarle la mente a la camella. Colgaron el violín en una de las jorobas de la madre por un buen rato. Luego tomaron el instrumento y se lo llevaron al violinista que empezó a tañir sus cuerdas. Al cabo de un tiempo escuchando el sonido del violín, una lágrima brotó de los ojos de la madre camella. Entonces le acercaron al camellito al que finalmente no rechazó mas, permitiéndole además amamantar sus pechos, mientras aquellos ojos aparentemente duros derramaban muchísimas lágrimas. Una historia real muy conmovedora.

Hay veces que eso mismo pasa entre las familias y entre personas que uno ama. Cuando hay distanciamiento entre dos personas, ambas están heridas, a cada una les duele y las dos necesitan amor y compasión. Los nómadas fueron sabios transmitiéndole amor tanto al camellito como a su madre. Por algún motivo ella lo rechazó y era necesario que ella lo aceptara. Solo cuando ella recibió el cariño, la aceptación y cuando se le proporcionó lo que necesitaba para relajarse, como fue el caso de la música, aquel animal cedió. Si esto sucede con los animales, qué no podrá suceder con nosotros.

Los juicios que se emiten sobre alguno o mas de los involucrados, los resentimientos, los comentarios parcializados, el orgullo, el egoismo, la falta de entendimiento y la falta de agradecimiento forman barreras entre las personas que impiden la reunificación entre  los seres queridos que se rechazan. Cuando hay distanciamiento entre familias o personas que se aman y de una forma u otra nosotros estamos al corriente de lo que pasa, nuestra labor es transmitirles amor a ambos. Al igual que el camellito tuvo la presencia de otros seres que le proporcionaron cariño y el alimento necesario para vivir, así mismo el que es rechazado necesita de otras personas que le den amor y compañía genuinas. La madre camella fue tratada con respeto, comprensión y verdadero amor. Ella necesitaba liberar su espíritu de algo que impedía lo que debería ser algo normal en una madre: la aceptación de un hijo. El que rechaza  a alguien está tan necesitado del cariño de los otros como aquel que es rechazado. Que este artículo sirva para llevarle luz a todos los que al igual que estos camelleros de Mongolia están sirviendo de intermediarios para lograr la reunificación entre aquellos que se han distanciado por conflictos entre ellos. No son ni los juicios que se emitan sobre cada cual, ni las críticas, ni las indirectas para hacerlos entrar en razones y mucho menos los golpes, la manipulación o el chantaje, sino la aceptación, el entendimiento y el amor que les brindemos el que proporcionará la respuesta de lo que se necesita para que se pueda lograr el cambio. En el caso de que no consiguiera la reconciliación entre aquellos enemistados, siga dándoles de su amor a cada cual por separado. Si alguno no deseara que usted se involucre o no quiere saber nada más de usted tampoco, aléjese y no lo juzgue, véalo con compasión y evite emitir opiniones o hacer comentarios destructivos. Y si usted tiene algo que agradecerle, piense en esa gratitud que le debe.  Puede que uno de los motivos por los que le haya rechazado también sea porque esté sufriendo una gran pena. Eleve su plegaria al cielo y ámelo para que con el tiempo, el amor remiende y cure a aquel que tiene el corazón hecho pedazos y no sabe cómo enmendarlo.

Para ver el video El Camello Que Llora, presione en este enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=cuLfnTqhFB8

Mother camel weeps

Mother camel weeps

The Weeping Camel

Camella acepta su camellito

El camello que llora

Camellito se alimenta de su madre

 

 

 

La zanahoria, el huevo y el café

CarrotEggCoffeeUna muchacha fue a donde su madre y le contó algo referente a una situación difícil que estaba atravesando. Le confesó que estaba cansada de luchar y luchar sin saber qué hacer con su vida. Parecía que cuando un problema terminaba, empezaba otro diferente.

Cuando la joven terminó, la madre la condujo a la cocina. Allí llenó tres cazuelas de agua y las puso al fuego. Cuando empezaron a hervir, a cada cazuela le agregó un ingrediente diferente.

A la primera le echó zanahorias picadas. A la segunda le puso huevos y a la tercera le tiró algunos granos de café. A cada una de ellas las dejó hervir por un rato.

Al cabo de veinte minutos apagó la hornilla, sacó las zanahorias y los huevos poniéndolos en diferentes platos. Después tomó un cucharón y llenó una taza con el agua de los granos de café de la última cazuela.

Dirigiéndose a su hija le preguntó qué veía.

“Zanahorias, huevos y café” fue la respuesta de la muchacha.

“Tócalas y dime como se sienten,” le dijo la madre acercándole el plato de zanahorias.

La jovencita comprobó que las zanahorias estaban suaves.

“Ahora rompe el huevo y dime cómo lo sientes.” Después de quitarle el cascarón la muchacha comprobó que el huevo hervido estaba duro.

“Y ahora prueba el café.” La joven sonrió mientras humeaba el agradable aroma y probaba el líquido.

“¿Qué quieres decirme con esto?” Le preguntó finalmente a su madre.

La enigmática mujer le respondió:

“Las zanahorias a pesar de haber sido duras y fuertes se han debilitado después de haber sido sometidas al fuego.” Hizo una pausa y agregó:

“El huevo por el contrario, siendo tan frágil, se endurece en el agua hirviendo.” Y continuó diciendo:

“Los granos de café sin embargo son diferentes por ser capaces de cambiar el color, el olor y el sabor del agua.”

Y agregó

“¿Con cuál de ellos te identificas,?” ¿Cómo enfrentas la vida cuando la adversidad toca a tu puerta? ¿Como una zanahoria, un huevo o un grano de café?”

 “Hazte estas preguntas y reflexiona:

¿Tengo un espíritu como el de una zanahoria que aparenta ser fuerte, pero cuando lo someten al fuego de la tentación, la calamidad o la desgracia se debilita? Si mi espíritu se hace tan débil y frágil, la fortaleza que hay en mí se pierde.

¿O es similar a lo que hay dentro de un huevo crudo, que muestra lo moldeable del corazón pero que cambia y se endurece y se llena de amarguras con el fuego del abandono, la muerte, la escasez financiera o cualquier otra prueba que me toque vivir?

¿O soy como un grano de café que cambia el agua caliente? El agua al hervir hace que del café se despida su fragancia y se deguste su sabor.

¿Sería capaz de ser como ese grano de café, capaz de transformar la esencia de aquellas circunstancias que causan dolor?”

Los momentos difíciles de la vida te servirán para sacar lo mejor de ti. No solo serás mejor que antes sino que tendrás la capacidad de cambiar tu entorno.

 En la adversidad, en las horas oscuras de la vida, en las pruebas difíciles, elévate a un nivel superior.

Relatos para reflexionar

El Sabio Indio.

Cuentan que un pequeño indio tras haberse incomodado con un amigo que le había robado alguna de sus pertenencias fue a su abuelo que gozaba de buena reputación como sabio y le dijo que sentía tanta rabia por su amigo que tuvo ganas de pegarle, pero a la vez internamente se preguntaba si debía perdonarlo. El muchacho le pidió al anciano que le explicara por qué experimentamos el conflicto interno entre esa parte de nosotros que  desea perdonar y la otra que quiere vengarse. Tras unos segundos de meditación, el abuelo respondió:

_ Dentro de nuestra mente tenemos dos lobos. Uno de ellos es compasivo, perdonador y amoroso, mientras que el otro es  el que no perdona, es agresivo, amargado, violento y vengativo.

Inquisitivamente, el jóven quiso saber cuál de los dos lobos es el que debería ganar. El sabio mirándolo fijamente le contestó:

_ Depende de cuál de los dos alimentes.

 

El Juicio de Salomón

El Juicio de Salomón

El Juicio de Salomón

Esta historia se narra en 1 Reyes 3:16-28. Dos mujeres que habían tenido un hijo vinieron al rey Salomón para que decidiera en un juicio. Una de las mujeres afirmaba que la otra, mientras dormía había asfixiado accidentalmente a su propio hijo. Como las dos vivían solas en la misma casa, una de ellas era acusada de haber intercambiado los dos niños para que pareciera que el niño vivo era de ella. Esta negaba haber realizado semejante cambio. Ambas discutían y reclamaban ser la madre del hijo vivo alegando que el que había muerto pertenecía a la otra.

Después de algunas deliberaciones, Salomón pidió que le fuese traída una espada ante él. El rey hizo la declaración de que sólo había una solución justa: el hijo vivo debía ser dividido en dos para que cada mujer recibiera una mitad del niño. Al escuchar ese terrible veredicto, la verdadera madre del niño exclamó: “¡Oh Señor, entréguele el bebé a ella, no lo mate!” La otra mujer amargada y envidiosa exclamó: “Ni para mí ni para ti, que lo divida!”

Entonces el rey pudo hacer su veredicto declarando que se le entregase el niño a la verdadera madre que pidió que se le conservara la vida al niño y le dio el bebé. El juicio del rey Salomón llegó a ser conocido en todo de Israel y fué y ha sido considerado un ejemplo de profunda sabiduría.

 

 

El sabio juez

Un sabio rey quería escoger el mejor juez para su reino. Necesitaba que el escogido fuese el que más sabiduría tuviese para ejercer su puesto eficientemente, por lo que decidió poner a prueba a todos los nominados. Después de varias pruebas, quedaron tres finalistas. La última prueba consistía en describir lo que observaban. Para ello fueron conducidos al patio real. El primero describió con palabras que observaba un patio con árboles y una fuente en el medio del patio. El primero fue eliminado.

El segundo declaró que había una fuente en el medio del patio rodeada con arboles frutales y plantas con flores. La fuente estaba echando agua y en el medio de la fuente había una naranja. El segundo también fue eliminado.

El tercero se tomó unos minutos para observar detenidamente. Luego dijo que en el patio habían muchas plantas de flores y árboles con frutas. También había una fuente que echaba abundante agua limpia. El hombre siguió observando y se dirigió a la fuente. Se inclinó hacia ella y agarró la fruta que allí había diciendo que además en la fuente había tirada lo que aparentaba ser una naranja, pero que en realidad era la mitad de una naranja. Este fue el hombre que el rey necesitaba para juez. Aquel que no solo usó su poder de observación, sino que además se dirigió al lugar del hecho y palpó lo que estaba observando comprobando así que las apariencias engañan; resultó ser el más sabio.

 

El Secreto de la Fe

La fe de la anciana campesina

Descubra en esta historia real lo que la fe es capaz de hacer

No conocía a aquella anciana, simplemente fui a su casa a entregarle una carta de su hija, que vive fuera de su país y a la que no había visto por varios años. Allí nos recibió una buena mujer, su nuera, que vivía en la misma casa con su esposo, el hijo de la viejita. Sobre una pobre cama permanecía acostada tras haber sido sometida a una operación de caderas haciendo reposo el mayor tiempo posible. Caminaba muy poco, pero su mente estaba muy alerta. Desde su colchoneta nos saludó con una sonrisa y no tardó en preguntarnos de donde éramos. Mi esposo y su hermana habían nacido en el campo en donde ella antes vivía y habían pasado su niñez en  aquel vecindario. Muy pronto comenzaron a aflorar recuerdos que eran comunes a ambos, visitantes y residentes y se estableció una animada conversación. No se podía pasar por alto la bien alcanzada fama que tenía como “la mujer que corta los rabos de nube.” La gente decía que ella hacía un conjuro y que [Read more…]

El Secreto de la Longevidad – Una Historia Real

El Secreto de la LongevidadConocí a una señora especial el día de su cumpleaños. Pensé que estaba por los 70´s casi ochenta, pero me equivoqué. Cumplía 95 años. A partir de esa fecha, mi esposo y yo la visitamos a menudo y cada vez que nos ve, nos regala algo muy valioso: una sonrisa. No se cansa de repetir lo bendecida que es y que su ángel de la guarda está siempre con ella. A través de sus palabras y acciones podemos descubrir la pureza que hay en su corazón. Para nosotros representa una bendición haberla conocido.

 Ella no tiene tiempo de hablar mal de nadie. Hay otras cosas más interesantes de que hablar. Por ejemplo, [Read more…]

¿Quién es Dios? Una Pequeña Historia Real

bokeh51.jpgNací en Cuba, un país donde se siguen los principios de la ideología Marxista. En aquella época, todo tipo de creencia religiosa era censurada. A pesar de que mis padres, habían crecido en la iglesia Presbiteriana,  no asistían a ella ni practicaban ninguna religión. Tampoco me enseñaron nada con respecto a la Biblia o a su fe en Dios porque mi papá al principio, simpatizaba con el gobierno. Según ellos, sería mejor no inculcarme una doctrina que estaba en conflicto con los fundamentos de mi país. Si actuaron bien o no, eso no es importante. Lo principal fué que hicieron lo mejor que pudieron de acuerdo a las circunstancias y a su nivel de conciencia.

Un día en mi escuela primaria, cursando yo el segundo grado, el director se presentó en el aula e interrumpió la clase para preguntar cuales eran los alumnos que creían en Dios. Por supuesto yo no levanté mi mano, pero algunos niños aunque temerosos, si lo hicieron. [Read more…]

Una Historia Real – El Secreto del Abuelo

Historia Real

Historia Real – El Secreto del Abuelo

Ese día me dirigí a una farmacia de un pequeño centro comercial donde estacioné mi automóvil. Al salir, miré como siempre,  hacia atrás y no vi a nadie. Ya estaba efectuando los cambios con la palanca de retroceso, cuando por el espejo retrovisor veo un anciano que está parado al lado de un automóvil  estacionado en la misma posición que el mío, solo que unos metros más atrás quedando la calle por el medio, entre un estacionamiento y otro. Frenè en seco. Aunque no pude ver [Read more…]

LIBROS QUE INSPIRAN – “Sobrevivir para Contarlo”

Como sobreviviò para contar su conmovedora historia Image of “African Woman” courtesy of “africa”/FreeDigitalPhotos.net

Como sobreviviò para contar su conmovedora historia
Image of “African Woman” courtesy of “africa”/FreeDigitalPhotos.net

Una Historia Real.

Immaculée Ilibagiza, una joven Africana de Rwanda que en los años 90 vivía en una hermosa aldea con sus padres y hermanos no podía imaginar que el rechazo y la discriminación que experimentaba en el salón de clases por parte de los maestros, la directiva y muchos de los estudiantes, era el comienzo de una encarnecida persecusión que culminaría en una masacre. El odio y el desprecio hacia los miembros de su comunidad sentaron las bases de una guerra civil a machetazos por parte de extremistas del grupo étnico antagónico que exterminaría 800,000 rwandeses Tutsis. Immaculée Ilibagiza sobrevivió la matanza para relatar después su historia en su libro “Sobrevivir para contarlo.”

Este ejemplar está escrito en lenguaje sencillo y de forma amena, comenzando con la descripción de su vida en familia dentro de su cultura mostrándonos también la antesala que daría paso a los eventos sanguinarios que sucederían después. Es admirable como logró sobrevivir escondida [Read more…]

Una Historia Real – El Secreto de la Aceptación

El Secreto de la AceptaciónEsa noche mi esposo y mi hijo me despertaron, Mustafina estaba mal. La gatita jadeaba  y estornudaba con frecuencia permaneciendo acostada todo el tiempo, no comía nada  ni tenía fuerzas para caminar. Temblaba, su semblante estaba desencajado y su boquita abierta porque no podía respirar. Me miraba con ojos que me decían lo tan enferma que estaba .

Mi hijo buscó los síntomas en internet y todo parecía indicar que tenía una infección respiratoria y necesitaba un veterinario con urgencia. Gatitos de su edad era muy difícil salvarlos. No teníamos recursos para llevarla a un veterinario ni comprarle medicamentos. Me daba temor tocarla  [Read more…]

Unase a nuestra lista de correos
y subscríbase

Recibirá información de los nuevos e interesantes artículos y los mensajes de motivación en su buzón electrónico.